Conferencia de Ernesto Laclau: “La construcción discursiva de los antagonismos sociales”

El martes 23 de julio de 2013 el Dr. Ernesto Laclau dictó en la Facultad Filosofía y Letras, UBA, la conferencia “La construcción discursiva de los antagonismos sociales”. Con la presentación del Decano Hugo Trinchero y la coordinación de la Secretaria Académica de la Facultad, Graciela Morgade, el evento se extendió a lo largo de más de dos horas, ante la escucha atenta de un auditorio numeroso que llenó el aula 108 de la sede de Puán.
“El profesor Ernesto Laclau vuelve a nuestra Facultad”, dijo Trinchero en la apertura del encuentro,  “Y es un orgullo para todos nosotros que venga a dar esta conferencia, que se da en un contexto muy particular, en el que la política se expresa también de un modo muy particular”. A modo de presentación, el Decano habló de la historia personal y profesional del Dr. Laclau, e hizo hincapié en algunos datos que no muchos recuerdan: que, además de ser un reconocido académico y un prolífico escritor, el profesor Laclau fue, en su juventud, representante estudiantil por esta Facultad en el consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires, y presidente de nuestro centro de estudiantes.
“Uno de mis libros está dedicado a Viamonte 430, donde estaba en aquel entonces la Facultad. ‘A Viamonte 430, donde todo empezó’, dije en ese momento. Y es así, esta Facultad ha sido la cuna de todo lo bueno y lo malo que pude haber producido intelectualmente, y me siento por tanto sumamente contento de estar nuevamente entre ustedes”, expresó Laclau al comienzo de su exposición.
La conferencia versó sobre algunos aspectos de la teoría del discurso en su conexión con lo político, y estuvo organizada en tres partes: en la primera, Laclau presentó la noción de significantes hegemónicos o significantes vacíos, central para entender las operaciones políticas; en la segunda, ahondó en la cuestión de los antagonismos sociales, focalizando en qué es una relación de carácter antagónica y qué tipo de relación entre sujetos presupone; y en la tercera parte se refiró a un aspecto central para el quehacer político: la relación entre conceptualidad y nominación.